¿Invertir en ladrillo? Consejos para hacerlo con éxito en 2016

El sector inmobiliario tiene fundadas esperanzas en que 2016 sea el año de la estabilización tras casi una década de profunda crisis.

¿Invertir en ladrillo? Consejos para hacerlo con éxito en 2016

 

 

 

 

 

 

 

El sector inmobiliario tiene fundadas esperanzas en que 2016 sea el año de la estabilización tras casi una década de profunda crisis. Los actores del sector confían en que se retome la construcción de viviendas y que las ventas sigan aumentando, sin prisa, pero sin pausa. De manera que si somos de quienes piensan en invertir en ladrillo en 2016 mejor será hacerlo con tino.

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España ha publicado un catálogo de recomendaciones para comprar y acertar; diez consejos para invertir con éxito en 2016. Y una premisa básica: huir de las prisas y realizar una inversión muy meditada.

En primer lugar, la inversión en vivienda residencial suele ser más rentable que la inversión en locales comerciales u oficinas, aunque esta segunda opción es más atractiva en grandes núcleos de población.

Elegir una buena zona con perspectivas de revalorización, ya que supone el factor fundamental para realizar una inversión con éxito. La ubicación de la vivienda es el factor clave, ya que lo ideal es que esté en una zona dinámica, moderna y equipada con todos los servicios (zonas verdes, comercios, transporte público, centros educativos...).

Es fundamental estudiar detenidamente las expectativas de alquiler o de venta en la zona, dependiendo si la inversión es a largo o a corto plazo, respectivamente.

En el caso de apostar por una vivienda antigua, es necesario que el precio de compra sea lo suficientemente bajo y la reforma asequible, de forma que sea posible obtener la rentabilidad deseada.

Es aconsejable invertir en una zona dentro del mismo núcleo de población, y no en otro diferente a donde se resida, con la finalidad de poder gestionar personalmente las cuestiones menores que surjan. En el caso de problemas importantes, es necesario dejarlos en manos del experto, es decir, el agente inmobiliario.

Las zonas cercanas a centros universitarios y los barrios de expansión de las ciudades tiene una alta garantía de éxito a la hora de adquirir una vivienda destinada al alquiler. Es muy importante tener en cuenta aspectos como el número de dormitorios, la disponibilidad de ascensor y garaje, la antigüedad de la vivienda, su estado general, la orientación o la luz solar que recibe y si la zona es tranquila o ruidosa. Una vivienda en buen estado, perfectamente equipada y con buena iluminación tiene muchas más posibilidades de ser alquilada o vendida.

El comprador se encuentra ante uno de los mejores momentos de la historia reciente para obtener un préstamo hipotecario en condiciones ventajosas debido a los bajos tipos de interés y a la guerra hipotecaria desatada. Es necesario consultar al mayor número posible de entidades y negociar para conseguir la mejor hipoteca del mercado.

Hay que evitar invertir en comunidades de edificios o viviendas individuales situadas en urbanizaciones donde los gastos comunitarios sean muy elevados, estén repartidos entre pocos vecinos, o tengan servicios de lujo, ya que supone una importante merma a la rentabilidad.

Para garantizar el éxito de la inversión, especialmente entre aquellos inversores que no sean expertos en el sector, es aconsejable contar con el asesoramiento de un Agente de la Propiedad Inmobiliaria.

Descargar  pdf Circular

regresar al listado

Destacamos